Como reducir tu abdomen

Consejos para reducir tu abdomen la pancita es el karma de muchas mujeres, hay diversas estrategias para que al fin te liberes de esa incómoda barriga.

Poca azúcar
Todas tenemos algún antojo dulce de vez en cuando, pero, ¡trata de no rendirte a ellos todos los días! Y es que restringir al máximo tu consumo de azúcar es clave para mejorar el aspecto de tu abdomen. Solo así lograrás disminuir tus niveles de insulina y aumentar los de glucagón, la hormona encargada de transformar en energía la grasa que se ha acumulado en tu abdomen.

El puente: un buen ejercicio
Pero, la alimentación no es el único factor importante para disfrutar de un abdomen esbelto; la actividad física es fundamental. Por eso, te recomendamos que realices este simple ejercicio todos los días:

Recuéstate boca arriba y flexiona las rodillas.
Despega la espalda del suelo y eleva la cola, de forma que solo la cabeza, los hombros, los brazos y los pies permanezcan sobre el piso.
Extiende una pierna y alíneala con el resto del cuerpo.
Muévela lateralmente, como si quisieras dibujar una línea horizontal con tu pie.
Haz 10 repeticiones y repite el ejercicio con la otra pierna.

Frutas y verduras
Sin duda alguna, las frutas y verduras representan uno de los grupos alimenticios más nutritivos. Asimismo, aportan muy pocas calorías y son muy efectivas para acelerar el metabolismo y, de esta manera, favorecer la quema de grasas.

Infusión de miel
Hay varias infusiones caseras que pueden ayudarte a que tu pancita desaparezca. ¿Por ejemplo? La infusión de miel de abeja. Para prepararla, necesitarás mezclar tan solo 1 cucharada de miel, ½ cucharada de canela en polvo y una taza de agua caliente. Lo ideal es que la bebas dos veces al día: por la mañana en ayunas y en la noche, antes de irte a la cama.

Ropa adecuada
También, hay estrategias aptas para las que somos más vaguitas y aspiramos, más que nada, a disimular nuestro abdomen, sin alterar nuestra alimentación, ni visitar el gimnasio. Para estas mujeres, el secreto está en evitar las ropas muy apretadas y de colores claros.

Sandía
La sandía es una de las frutas con mayor contenido de agua. Esto la convierte en un alimento adelgazante para el abdomen, dado que promueve la digestión, aplaca el apetito por más tiempo, escapa de los antojos y evita que cargues tu cuerpo con esas calorías vacías, que irán a parar a tu abdomen.

Proteínas
Sucede lo siguiente: a medida que envejecemos, el cuerpo produce más insulina. Esta es la que estimula la acumulación de grasas, sobre todo en el área abdominal. He aquí las buenas noticias: las proteínas pueden contrarrestar este efecto. Esto fue comprobado por una investigación que se realizó en mujeres obesas durante 8 semanas. Esta dejó en claro que las mujeres cuya dieta era un 30% de proteínas perdían mucha más grasa que las mujeres que solo consumían un 16% de este nutriente.

Ejercicio con mancuerna
Deberás complementar el ejercicio anterior, con este. Para realizarlo, necesitarás una mancuerna.

Recuéstate boca arriba y eleva la mancuerna lentamente hasta formar una línea recta con el cuerpo.
Al mismo tiempo, levanta la rodilla del mismo lado, realizando la fuerza necesaria para el movimiento desde el abdomen.
Mantén la postura durante 5 segundos y retorna a la posición inicial.
Repite el movimiento con el brazo y la rodilla del lado restante.

Jugo de arándanos
Estas adorables pelotitas azules son ideales para potenciar la asimilación de alimentos y erradicar los depósitos de grasas. Así que colócalos en una licuadora con bastante agua y, ¡tómalos en un rico jugo! Eso sí, ¡nada de azúcar!

Menos alcohol
El alcohol aporta un montón de calorías vacías, es decir, que no sirven para nada. De esta manera, aceleran el aumento de peso, especialmente en el abdomen. Por tanto, si deseas deshacerte de la barriga, tendrás que evitarlo tanto como puedas.

He aquí algunos de todos los trucos ahora ha tener ese abdomen sano que tanto anhelas depende de ti!